27/01/2015 19:30 Presentación de libro

“LA ENCRUCIJADA LIBERAL. EL FINAL DE LA OCUPACIÓN NAPOLEÓNICA EN NAVARRA”, DE FRANCISCO MIRANDA RUBIO

El final de la guerra de la Independencia en Navarra ha sido poco estudiado y desconocido, siendo además, uno de los periodos más significativos de la guerra contra Napoleón. Navarra tuvo que soportar un gran esfuerzo económico al mantener en su territorio a grandes contingentes de tropas concentradas en el norte de Navarra y la cuenca de Pamplona, con la presencia del ejército de Wellington procedente de Vitoria y el de Soult que atravesó la frontera desde el suroeste de Francia. La suma de los efectivos militares por ambos bandos casi era equiparable a la población que entonces tenía Navarra. Los navarros sufrieron el expolio de sus recursos, la miseria alcanzó extremos tan espantosos que en Lesaca murieron de hambre 300 personas y en Vera 500 de sus habitantes. Pamplona, tras un bloqueo que duró cuatro meses, agotó todos los alimentos existentes; hubo muertes de la población por inanición. Además la cosecha de 1813 fue escasa, inferior a la media de otros años. Esta situación económica tan excepcional se daba en Navarra después de una larga ocupación francesa que se había prolongado desde febrero de 1808.

Otra razón que justifica la aparición del libro fue el nuevo espacio político liberal que la Regencia o Gobierno de España impuso a Navarra. La Diputación del Reino, que había permanecido en el exilio desde finales de 1809, recibió la orden del Consejo de la Regencia para que estableciese un régimen liberal con arreglo a la Constitución de 1812, la legislación de las Cortes de Cádiz y las nuevas ideas liberales. La Diputación del Reino nombró a Miguel Escudero Jefe Político de Navarra para que organizase el régimen liberal en Navarra. Convocó elecciones para elegir a los diputados que iban a representar a Navarra en las Cortes españolas y para designar a los miembros de la nueva Diputación Provincial que iba a sustituir a la Diputación del Reino. Promulgó y juró la Constitución de 1812 y llevó a cabo la formación de los ayuntamientos constitucionales. En definitiva, se inició en Navarra una revolución institucional, incompatible con el Reino de Navarra, que no llegó a cuajar por falta de tiempo y apoyos.

Acompañarán al autor, Germán Ulzurrun y Víctor Manuel Arbeloa.

Abrirá el acto, Jesús Mª Arlabán, Presidente del Ateneo Navarro / Nafar Ateneoa.

 

Lugar: Auditorio de Civican (Avda. Pío XII, 2)

Hora: siete y media de la tarde

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

  • Avda. Barañain, 10 - 1ºA 31008 Pamplona 948275302 ateneo@ateneonavarro.es
A %d blogueros les gusta esto: