Ciclo de Conferencias “30 años de Chernóbil. La medida del tiempo”

30 AÑOS DE CHERNÓBIL: LA MEDIDA DEL TIEMPO

Con ocasión de los treinta años de la catástrofe nuclear de Chernóbil, el Ateneo Navarro organiza un ciclo de dos días con cuatro conferencias sobre la importancia de un acontecimiento histórico que pone de manifiesto lo relativo de la medida del tiempo, tanto desde el punto de vista cronológico, como desde la cuantificación de sus efectos.

Programa de mano

lunes, 25 de abril

EL TIEMPO GEOLÓGICO: UNA HISTORIA DE LINAJES, FÓSILES, RADIACTIVIDAD, IMANES Y ASTROS.

La catástrofe de Chernóbil dejó un residuo de elementos radiactivos en los estratos geológicos del planeta que se mantendrá radiactivamente activo durante millones de años, en algunos casos, tanto como la propia edad del planeta. Precisamente el establecimiento de la edad de la Tierra, y del registro geológico en general, es una de las aventuras más fascinantes y complejas de la historia de la ciencia. A la dificultad innata que el ser humano tiene a la hora de imaginarse periodos de tiempo de millones de años, hay que añadir la complejidad de aglutinar información proveniente de todas las ciencias que se ocupan del medio natural. Si bien la presencia de fósiles en las distintas capas o estratos que componen la corteza terrestre se conoce desde antiguo, no es hasta el siglo XVIII, al calor de la revolución industrial, cuando la apertura de nuevas infraestructuras mineras permite acceder a estratos geológicos cada vez más profundos y caracterizados por fósiles de aspecto cada vez más simple.

Ponente: Juan Cruz Larrasoaña Gorosquieta. Instituto Geológico y Minero de España

EL CÓMPUTO DEL TIEMPO EN LA HISTORIA Y SU PLASMACIÓN EN LOS DOCUMENTOS DE ARCHIVO

El hombre siempre ha sentido la necesidad imperiosa de observar los sistemas astronómicos, comprender los ciclos solares y lunares y sus consecuencias climáticas y organizar su propia existencia en función de los mismos. De esa observación y comprensión derivaron determinados sistemas de cómputo y a distribuir las actividades humanas en torno a las fechas más señaladas del calendario. El conocimiento de los distintos sistemas de datación vigentes a lo largo de la historia resulta relevante por varios motivos. Los acontecimientos que jalonan la trayectoria histórica de nuestra sociedad dejaron marcada su huella indeleble en los textos escritos. Hoy por hoy, estos documentos siguen siendo los testimonios más directos de todos los posibles vestigios que un acontecimiento deja a su paso. Reflejan la historia en estado puro, en el mismo estado de plasmación en el que fueron concebidos y de acuerdo  a una determinada concepción del tiempo.

Ponente: Félix Segura Urra. Archivo Real y General de Navarra

martes, 26 de abril

LA PREDICCIÓN DEL TIEMPO A TRAVÉS DEL TIEMPO. 30 AÑOS DE CHERNÓBIL

Hoy en día cualquier ciudadano puede ver a través de su móvil, tableta u ordenador el tiempo que va a hacer durante las próximas horas/días/semanas o el que hizo el día que nació. Para que esto sea así, actualmente se utilizan grandes supercomputadores en los que se corren complejos modelos numéricos de predicción y revisión del tiempo, los cuales pueden verse directamente o ser interpretados por un predictor profesional. ¿Pero siempre ha sido así la predicción meteorológica? ¿Podemos saber cuál fue el papel del tiempo meteorológico en un acontecimiento importante del pasado, tal como la catástrofe de Chernóbil?

Ponente: Javier Rodríguez Marcos. Delegado Territorial de AEMET en Navarra

30 ANIVERSARIO DE CHERNÓBIL

Una vez ocurrida la catástrofe de Chernóbil, el régimen soviético reaccionó como siempre lo había hecho, ocultando la verdad. Los mandos políticos llegaron a interferir incluso en la labor de los científicos, prohibiendo la toma de mediciones de radiación por miedo a ser vistos por la población. Nadie parecía saber a ciencia cierta qué era radiación, como actuaba o en qué principios se basaba. Muchos habitantes de Pripiat y el entorno rural de Chernóbil, dudaban de la veracidad de un enemigo que no podían ver. Como suele ser tristemente habitual, la población civil fue la peor parada en las grandes catástrofes. La prensa y la televisión han difundido en infinidad de ocasiones las secuelas físicas de este desastre, las malformaciones y los problemas de salud crónicos. Los casos más impactantes son los de los niños, bien por las alteraciones genéticas que sufrieron durante la gestación, bien por la acumulación de radiación en su glándula tiroides. El resultado es siempre el mismo, terribles malformaciones y existencias, por lo general, tan breves como dolorosas.

Ponentes: Jaime Aznar Historiador y analista. J. Javier Boulandier ONG Arcoiris Solidario.

Presentan: Carlos Chocarro, Vocal de Humanidades y Antonio Aretxabala, Vocal de Ciencias.

Lugar: Civivox Condestable (C/ Mayor, 2)

Hora: siete y media de la tarde

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

  • Avda. Barañain, 10 - 1ºA 31008 Pamplona 948275302 ateneo@ateneonavarro.es
A %d blogueros les gusta esto: