El ala quebrada del “Txori”

Larraldean JosANton Artze,

Todo homenaje póstumo realizado al poeta Joxean Artze,  el autor del  celebérrimo Hegoak ebaki banizkio, es bien merecido. Por suerte, también en vida recibió alguno, como hace diez años, un sencillo acto en Larralde, al otro lado de la muga —Saint Pee Sur Nivelle—, en la décima edición de la colección poética Hatsaren Poesia —Poesía del Aliento—. En ese Olerkarien aterpe que es Larralde —refugio de poetas— nos encontramos unos treinta poetas y poetisas el primer domingo de abril, como cada año: la mayoría guipuzcoanos, navarros de ambos lados de la frontera, los labortanos que nos acogen, algún suletino, un par de vizcaínos y un único alavés… y es que la representación por provincias suele ser año tras año bastante similar. A la hora de la foto de familia, al que estaba a mi lado, en mi atrevimiento, le dije que los allí reunidos éramos “los corsarios de la palabra”. Era Joxean Artze.

Para mí era un honor compartir espacio y tiempo con un poeta de la talla de Artze, publicar en Hatsa con él y otros grandes poetas y poetisas,  e igualmente conocer a otros no tan conocidos, compartir comida y posteriores poemas —¡y canciones, cómo no!—. No hubo aquella vez txalaparta, a la que Artze tanto aportó… pero el Txori estuvo allí. Artze recibió un presente de manos del corazón de Hatsa, Auxtin Zamora, y fue al amino más hermoso.” También de él aprendí: “Antes de que escribías nada en el papel blanco / investiga cuidadosamente / qué te dice el silencioso papel blanco; luego solamente tendrás que hacer aparecer / eso que quería decirte /”. Joxean Artze era  —es— mucho más que “Txoriak txori” ; hay que leerlo y releerlo.

La poesía de Hatsa, además de reunir poetas de ambos lados de la muga, tiene como valor añadido agrupar a poetas de diferente trayectoria e historia. Este año se publicará por veinte año consecutivo y de forma ininterrumpida Hatsaren Poesia —La Poesía del Aliento—. No tengo la certeza de que Joxean Artze tuviera tiempo de enviar esta vez sus poemas, y me vienen lágrimas a los ojos. Que la Madre Tierra —Amalurra— lo haya acogido, suave-suave, en su regazo.

Josu Jimenez Maia

Vocal de Euskera del Nafar Ateneoa – Ateneo Navarro

Publicado en euskera en BERRIA

 

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

  • Avda. Barañain, 10 - 1ºA 31008 Pamplona 948275302 ateneo@ateneonavarro.es
A %d blogueros les gusta esto: